Sobre la autodependencia…

12 Feb

Imaginemos que cada uno recibe una parcela abandonada de tierra llena de maleza. Sólo tenemos agua, alimentos, herramientas, pero ningún libro disponible, ningún viejo que sepa cómo se hace. tumblr_o3wlpoet5q1v9gwxno1_1280

Nos dan semillas, elementos de labranza y nos dicen: Van a tener que comer de lo que saquen de la tierra. ¿Qué es lo que haríamos para poder alimentarnos y alimentar a nuestros seres queridos? Lo primero que haríamos sería desmalezar, preparar la tierra, removerla, airearla… y hacer surcos para sembrar. Luego sembramos y esperamos… Poniendo un tutor, cuidando que las plantitas se vayan haciendo grandes, protegiéndolas para, un buen día, cosechar. La vida del ser humano es igual. La vida del ser humano está dividida en tres tercios:

1 / Tercio de preparar el terreno

2 / Tercio de crecimiento o expansión

3 / Tercio de cosecha

¿Qué es el primer tercio? Preparar el terreno equivale a la infancia y la adolescencia. Durante estos períodos, lo que uno tiene que hacer en su vida es preparar el terreno, desmalezar, abonar, airear, preparar todo para la siembra. ¡Qué error sería querer cosechar antes de desmalezar! Cosecharíamos basura, no serviría para nada.

¿Qué es el segundo tercio? El crecimiento o expansión equivale a la juventud y la adultez. Habrá entonces que plantar la semilla, regarla, cuidarla, hacerla crecer. Este es el tercio de la siembra, del desarrollo. ¡Qué error sería desmalezar y seguir preparando el terreno cuando es el tiempo de sembrar! ¡Qué error sería querer cosechar cuando uno está sembrando! No cosecharía nada. Cada cosa hay que hacerla en su tiempo.

¿Qué es el tercer tercio? La cosecha equivale a la madurez. ¡Qué error sería en tiempo de cosecha querer seguir sembrando! ¡Qué error sería, cuando uno tiene que cosechar, ocuparse de hacer crecer y de engrandecer! Porque éste es el tiempo de la recolección, la hora de recoger los frutos. Y si no se cosecha en este tiempo, no se cosecha nunca.

¿Cuánto dura cada tercio? Lógicamente, esto depende del tiempo que va a durar nuestra vida. Cuando nuestros ancestros vivían entre treinta y cinco y cuarenta años, como promedio y con toda la suerte, entonces un tercio era trece años. La juventud y la adultez se desarrollaban entre los doce y los dieciocho años, y la madurez se alcanzaba a los veinticinco. Cuando a principios de siglo nacieron nuestros padres, la expectativa de vida era de sesenta años. Así, la duración de los tercios se fue modificando. Cuando uno deja de ser un adolescente, les dice (o sería bueno que les dijera) a sus padres: “A partir de ahora dedíquense a ustedes, porque de mí me ocupo yo.” Uno tiene que aprender a hacerse cargo de sí mismo, aprender a responsabilizarse de uno, aprender la autodependencia. Aquellos hijos que no terminan de deshacerse, que se quedan prendidos de los padres sin animarse a subir al trampolín y saltar, en parte lo hacen por una responsabilidad de los padres, que no supieron enseñarles a hacerlo, y en parte por una responsabilidad de ellos.  Los padres tendrán que mostrar a estos hijos, aunque sea tardíamente, que deben soltarse, que uno no está para siempre. Con mucho amor y mucha ternura, estos padres deberán entornar la puerta y… pegarles una patada en el culo. Porque en algún momento los padres tienen que aprender a hacer esto si es que los hijos no lo hacen. Habitualmente, los hijos aprenden y se van solos… Pero si no lo hacen, lamentablemente, en beneficio de ellos y nuestro, será bueno empujarlos a que abandonen esa dependencia. Qué importante sería ayudar a nuestros hijos a transitar espacios de libertad. Qué importante sería ayudarlos hasta que ellos sean adultos, y después… Q. S. J. ¿Qué quiere decir Q. S. J.? Que se jodan. Y si no han sabido administrar lo que les dejaron, y si no han podido vivir con lo que obtuvieron, y si no saben cómo hacer para ganarse la plata que quieren, díganles que pasen a buscar un sándwich cada mañana… La historia de generar la dependencia infinita es siniestra. Me parece a mí que hay un momento para devolver a los hijos la responsabilidad que tienen sobre sus propias vidas, y que uno tiene que quedarse afuera, ayudando lo que quiera, hasta donde quiera y hasta donde sea conveniente ayudar. A veces no es conveniente ayudar todo lo que uno puede, al máximo, arruinándose la propia vida para ayudarlos a ellos. Me parece que no. A mí, personalmente, me encantaría saber que mis hijos van a poder manejarse cuando yo no esté. Me encantaría. Y por eso quiero que lo hagan antes que me muera, para verlo. Para que pueda, en todo caso, morirme tranquilo, con la sensación de la tarea cumplida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog La Canasteria

PARA COMPRAR EN LÍNEA: www.lacanasteria.com.mx

The Happiness Psychiatrist®: Sheenie Ambardar, M.D.

BECAUSE HAPPINESS IS WHAT WE'RE ALL STRIVING FOR...

ESTUDIO CANUDAS

PROFESIONALES ESPECIALIZADOS EN FRANQUICIAS

THE MOREGEOUS NOTEPAD... Making Homes More Than Gorgeous

Interior Design, Home Renovation, DIY and Trends

Inteligencias Tercer Milenio's Blog

El Momento de la Emoción...

Economía en 4.º 1.ª

Bitácora de aula

Casa de Danza México

Clases de ballet, yoga, broadway, contemporáneo y taekwondo en Metepec

Material para Docentes

Formación continua

TIME

Current & Breaking News | National & World Updates

SouthwestDesertLover

Getting my body to where my soul already is.

Creaciones de Sueños

Wedding Planner

Ideas Dulces

Repostería Artesanal - Bogotá, D.C, Colombia

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

VAMOS DE VIAJE

Viajando sin parentesis

A %d blogueros les gusta esto: